Arte íbero


Dama de Baza

En escultura los iberos van a representar a dioses y diosas como la Dama de Baza y la Dama de Elche.
 La Dama de Elche, siglo VI a. C., es la pieza cumbre del arte ibérico. Las dos  son una versión de la diosa cartaginesa Tanit, que equivale a  la Astarté fenicia, versión  de la Istar babilónica, diosa de la fecundidad, de los animales, de la vida. La trajeron los fenicios a occidente.



Dama de Elche
"La Dama de Elche es de influencia griega. Tiene unos rodetes donde mete  el pelo, los llevaban algunas terracotas áticas del siglo VI a. C. El ropaje se distribuye como los mantos de una terracota de Rodas. La ejecución del rostro, de gran realismo es griega. Todos los amuletos que lleva sobre el pecho son de origen fenicio y aparecen ya en los collares de la Aliseda (Cáceres), obra de artistas indígenas del 600 a. c. Son los mismos que se repiten en la Dama de Baza y algunos exvotos ibéricos en piedra o bronce. Posteriormente la mezcla de elementos de diversa procedencia es una característica del arte ibérico.

La Dama de Elche era una escultura sedente pero falta la mitad inferior. El hueco que lleva en la espalda era para guardar las cenizas del difunto al igual que la dama de Baza. Ésta es una obra más provincial que la de Elche, de ejecución menos fina en las facciones y en las manos y muy recargada en la joyería. Los vestidos, son indígenas y recuerdan los mantos de varios colores de las indígenas, de los que habla Estrabón. El trono en que se asienta es de origen griego."
Tomado de Historia 16


En la pátera de Tivisa (Tarragona) aparece representado un dios acompañado de tres genios, otros animales como jabalíes y linces,y  un centauro. Apareció con diez platos de plata con   forma de tulipa, que muy probablemente eran vasos de culto.



También los griegos y fenicios introdujeron  animales fantásticos como el grifo de Redován (Alicante) o las esfinges.
Los iberos rindieron culto a estos animales. 

Esfinge de Agost (Alicante)



La escultura más importante es la Bicha de Balazote (Albacete), consevada en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Representa un toro tumbado con cabeza humana. Está concebido para ser adosado a una puerta, quizá de tumba, lo que indica una concepción oriental donde son frecuentes los toros con cabezas de hombre. La ejecución de las barbas y el pelo trabajado a estrías es también particular de los artistas orientales, al igual que la forma ovalada de los ojos.


El toro, como depósito de la fecundidad humana y animal, recibió culto.
 Leones y ciervos también fueron esculpidos.
 
Actividad---------------------------------------------------------------
Nuestro Museo
  1. ¿Qué encontrarías en una sala de escultura ibérica?
  2. Con arcilla para modelar haz uno de estos animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.