Romances gitanos o corridas

Las corridas toman el nombre de la forma de cantarse. Las coplas utilizan una larga tirada de ellas, es decir, un romance. So origen esta en los romances castellanos en cuanto a la letra. Cuando llegaron los gitanos a España a finales del siglo XV estaba el romancero en su apogeo. La música surgiría al contacto con la alboreá y las soleares.
  El romancero gitano mantiene la temática castellana. Se cantaron y se cantan los viejos romances.

Los andaluces no gitanos cantaban los romances acompañados de guitarras, mandolinas, bandurrias, o sin acompañamiento. El romance gitano nunca llevó acompañamiento. Se cantó en las bodas. Fue un cante hogareño.



El primero que se arriesgó a darlo a conocer al público fue Antonio Mairena en Cantes de Antonio Mairena.
Tomado de Equipo de Cultura Andaluza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.