Colgada al cuello...

Los jóvenes romanos llevaban pendiente del cuello hasta los 17 años una bula de oro. Se la quitaban cuando cumplían la mayoría de edad y entonces acudían al Foro a cumplir su primer sacrificio, vestidos con la toga.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.