Arte mudéjar

A principios del siglo XI los reinos cristianos se recuperan frente al poderío del Califato de Córdoba. Con la conquista de Toledo la frontera cristiana llega hasta el Tajo. Con la Reconquista se incorporan a los reinos cristianos las comunidades musulmanas y con ellas los modos de vida y el arte de estos grupos. Mudéjar es el arte realizado en la España cristiana por grupos musulmanes o cristianos seducidos por el arte islámico.

Es un arte que funde, románico y gótico con motivos ornamentales y materiales empleados en Al Andalus.
El ladrillo, yeso y madera se utilizan en los elementos arquitectónicos: el ladrillo en los muros y pilares; la madera en las techumbres y el yeso en la decoración.
El mudéjar está presente  en iglesias, capillas, casas, palacios, castillos, murallas.


Las construcciones mudéjares se extienden por toda la península excepto las provincias del norte y Cataluña.
Zona de Castilla y León: El núcleo más septentrional es Sahagún donde se conservan diversas construcciones como la de San Tirso, terminada en 1184. El románico mudéjar se manifiesta en todo su esplendor en La Lugareja, de la que se conservan los tres ábsides, la nave de crucero y la torre-cimborrio.

Sahagun - Iglesia de San Tirso 02
Iglesia de San Tirso


Arevalo - La Lugareja 2
La Lugareja, Arévalo. Ávila
Entre 1340 y 1344 Alfonso XI construyó un palacio en Tordesillas siguiendo modelos almohades. Continuado y reformado por Pedro I que introdujo arcos polilobulados con yeserías decorativas y extensos zócalos de alicatados de lacería, de estilo nazarí. El palacio fue transformado en convento de clarisas por el mismo rey Pedro I en 1363.

Monasterio de Santa Clara, Tordesillas, Valladolid.
Otra zona es Toledo. En los primeros tiempos se construye en estilo almohade como Santa María la Blanca o se parte de estructuras y tradiciones mozárabes como en Santa Eulalia y San Ramón

Puerta del sol, Toledo. Construida para dar acceso a la ciudad.
Santa María la Blanca, Toledo
Otro núcleo se localiza en Andalucía Occidental . Conviven el estilo gótico y las tradiciones islámicas y en los nuevos templos se toma de las mezquitas el modelo de naves y torres.  Algunas construcciones musulmanas sobrevivieron a la conquista. Entre ellas el Alcázar almohade de Sevilla. El rey Don Pedro construye una fachada monumental y enriquece la decoración con alarifes y carpinteros llegados de Granada, Toledo y de la misma Sevilla.

Otra zona es el Bajo Aragón: 


Catedral de Teruel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.