¡Tierra a la vista!

“También por aquellos días entran en una zona marina llena de hierbas; sería el mar de los sargazos … Pero hubo días de calma, y tanta que la mar estaba mansa como un río … y las jornadas se sucedían sin que acabara de verse la tierra prometida. A partir de la tercera semana la tripulación comenzó a inquietarse. Si había que regresar, ¿cómo hacerlo con calmas chichas o vientos de Levante? … la marinería comenzó a protestar… un motín se estaba incubando. La tripulación se atreve a encararse con el propio Colón … En ayuda del Almirante acudió Martín Alonso Pinzón, quien con su enérgica intervención y su prestigio entre la marinería, logró zanjar el problema … Afortunadamente, fueron apareciendo algunas señales de que la tierra podía estar cerca: maderos labrados flotando, el vuelo de algunas aves … Aun así la tierra no se divisaba, solo mar y mar, y la alarma seguía creciendo. El 10 de octubre la situación se hizo crítica … Pero llegó un punto en el que fueron los propios hermanos Pinzón los que le presentaron un ultimátum … daban al Almirante tres días, al cabo de los cuales si no aparecía tierra alguna se volverían a España … No hubo lugar … en la noche del 11 al 12 de octubre, dos horas después de medianoche, Rodrigo de Triana daría la voz deseada:

¡Tierra a la vista! “



Manuel Fernández Álvarez, La gran aventura de Cristóbal Colón



--- Realiza un informe sobre el mar de los sargazos.

--- ¿Qué ocurrió antes del descubrimiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.