Napoleón Bonaparte

El Golpe de Estado del 18 de Brumario (9 de noviembre) de 1799, dado por los hermanos Bonaparte (Luciano y Napoleón)  no es más que el resultado de un momento en que el Directorio está dividido, tres directores moderados (Sieyès, Ducos y Barrás), que apoyan el golpe de Estado de Napoleón y dos directores jacobinos (Moulin y Gohier) y el peligro jacobino resucita.

  La expansión de la Revolución se inicia cuando los girondinos inician la guerra con Europa en 1792. Entre esta fecha y 1797(1ª coalición) Francia ocupa Holanda (República Batavá), incorpora a su territorio Bélgica  y toda la orilla izquierda del Rhin, y establece repúblicas aliadas de Francia en el norte de Italia, gracias a las campañas de Napoleón (República Cisalpina en el Milanesado y República Ligur en Génova).
  Durante los últimos años del Directorio y los primeros del Consulado de Napoleón (1798-1802) se formó la segunda coalición (Gran Bretaña, Rusia, Austria, Nápoles, Portugal e Imperio Otomano). En 1801, Napoleón inicia su etapa pacificadora con la firma del tratado de paz con Austria en Luneville, por el que se reconocen las repúblicas aliadas de Francia: la la República Helvética en Suiza y las Repúblicas bátava, cisalpina, italiana y ligur en Italia; Toscana se convierte en el reino de Etruria y Parma deja de ser territorio español.
  Mediante la firma del Concordato con la Santa Sede (1801), Pío VII acepta la secularización de los bienes eclesiásticos y el gobierno del primer cónsul. Por su parte Napoleón reconoce que el catolicismo es la religión de la mayoría de los franceses, se compromete a mantener económicamente al clero y el culto, y conserva para el Papa los Estados Pontificios.
  La labor pacificadora de Napoleón se completará en 1802 cuando Francia y Gran Bretaña firman la Paz de Amiens. El poder y la popularidad de Napoleón le permiten transformarse en cónsul único y vitalicio, primer paso para crear una nueva monarquía y una nueva aristocracia (los napoleónidas) que sólo mantienen  algunos logros de la revolución.
Crea en 1804 el Código Civil recopilando la legislación de procedencia romana con las principales leyes de la revolución moderada (libertad o igualdad civiles, eliminación de los restos feudales).
Hasta este momento en los territorios incorporados a Francia se crean instituciones semejantes a las francesas, constituciones redactadas por juristas de sus propios países  o franceses.
El IMPERIO NAPOLEONICO (1804-1814)

Durante los años del Imperio, Napoleón modifica su política pacificadora, aumenta sus poderes e intenta mentalizar a las gentes que se encuentran bajo su dominio con una serie de disposiciones. El catecismo imperial de 1806, señala la obligación de obedecer al emperador, la censura de prensa, son las nuevas armas utilizadas. Mientras el clero tiene la obligación de rezar por su emperador, se mantiene el matrimonio civil y el divorcio. de la obra de Napoleón hay dos elementos que destacan: la expansión de Francia en Europa y la creación de una nueva nobleza familiar y militar que manda en los ejércitos o gobierna en los Estados.


En el aspecto internacional, Gran Bretaña va a lanzar a las principales potencias de Europa(Austria, Prusia y Rusia) a una guerra en el interior, pues tras el desastre de la armada francesa y española frente a los ingleses de Nelson  en Trafalgar (1805), no hay ninguna posibilidad de derrotarlos en el mar. frente a este retro continuo de los ingleses, Francia decreta el bloqueo continental, para impedir las relaciones económicas de la Europa continental con Gran Bretaña para lo cual debe someter a los diversos países europeos:
Al rey de Austria, Francisco II le obliga a renunciar, entre 1805-1808, a sus posesiones italianas, a su imperio alemán, a darle a su hija Mª Luisa como nueva esposa (previo divorcio de Josefina de Beauharnais), a dimitir a su canciller Stadion (sustituido por Metternich) y a convertirse en un estado aliado de Napoleón. Las consecuencias son: la creación del reino de Nápoles (para su hermano José), la formación de la Confederación del Rhin que reúne a los pequeños estados alemanes (para Napoleón), el reconocimiento del reino de Holanda (para su hermano Luis) y la adquisición de las provincias ilirias.


Al rey de Prusia, Federico Guillermo, el propio Napoleón le derrota en Jena (1806) llegando a ocupar toda Prusia y la polonia prusiana. En la paz de Tilsit se devuelve al rey de Prusia  parte de su reino y se le obliga  a practicar el bloqueo continental a Gran Bretaña. La zona occidental de Prusia-Hannover se une al reino de Holanda, y de la Polonia prusiana nace el núcleo inicial del Gran Ducado de Varsovia, que a través del rey de Sajonia, se incorpora en la Confederación del Rhin.
  Al zar ruso Alejandro le derrota en Friedland(1807) pero decide Napoleón que es mejor firmar un Tratado de alianza  (Tilsit 1808) y convertir a Rusia en el principal aliado.
Si añadimos a ello la invasión de Portugal, Etruria, Roma, España (1808) vemos que para esta fecha Napoleón tiene ya decididas la creación del Gran Imperio), 1808-1812.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.